«Mamma don’t preach» o el por qué le cambié el nombre a mi blog

Hace tiempo que creo que mi blog se ha transformado en un canalizador de mi vida de madre. Si porque eso es justamente lo que quería y necesitaba: un espacio donde compartir mi experiencia de la maternidad y cómo poder ayudar a otras mamás que si necesitan ayuda (Claro… cuando la piden). Mostrar que la maternidad no tiene por qué ser un sacrificio ni menos una religión extremista que quiere que todas las mujeres sean madres. No, la verdad quiero contar mi historia, con altos y bajos, con días buenos y otros en que me encantaría hacerle un «maldito demonio» … Continúa leyendo «Mamma don’t preach» o el por qué le cambié el nombre a mi blog