Natura &Co América Latina producirá ítems esenciales y alcohol en gel en la región

Natura & Co América Latina – la suma de Avon, Natura, The Body Shop y Aesop anunció que desde esta semana se concentrará exclusivamente -de forma gradual en cada operación- en la producción de artículos esenciales de higiene personal, además de alcohol en gel y líquido, que son cruciales para frenar la propagación de Covid-19. La compañía dejará de producir por el momento otras líneas como maquillaje y perfumería. 

natura En vista del escenario actual y para garantizar la fuente de trabajo de todos los colaboradores, la compañía se comprometió públicamente, además, a no adoptar ningún programa de desvinculación en los próximos 60 días.

Al aplicar el criterio de esencialidad para limitar las operaciones de producción y logística, la empresa logrará que se mantenga en sus hogares un número aún mayor de colaboradores. La disminución de la circulación de personas en nuestros espacios, aunada al esfuerzo de todos los protocolos sanitarios y de higiene, reducirá los riesgos para los equipos que están en las fábricas y centros de distribución concentrados en los artículos de primera necesidad para la población. La misma medida aplica para las instalaciones operadas por asociados. 

Los colaboradores administrativos ya están en todos los países y en todas las empresas del grupo en régimen de trabajo remoto (“home office”), enfocados en brindar apoyo a los equipos operativos y a la fuerza de ventas. Los call centers de Avon y Natura en América Latina también llevan a cabo sus actividades de forma remota, con solo un tercio trabajando en el lugar de trabajo, con medidas reforzadas de salud y seguridad.

El valor social de la venta directa en momentos de crisis

Continuar con la producción de productos esenciales, en este contexto de pandemia, es esencial para que las emprendedoras de la red continúen obteniendo ingresos a partir del ejercicio de su actividad. Pero por otro lado, las consultoras y revendedoras tienen un papel social clave de cobertura de toda la población en este momento de crisis. Sus redes de relaciones, mientras están activas, permiten suministrar artículos esenciales a regiones distantes de los grandes centros urbanos, que no tienen acceso a esos productos a través de otros puntos de venta.

Existen diversas iniciativas para apoyar a consultoras y revendedoras, en los distintos países como por ejemplo: el crédito flexible, el fortalecimiento de herramientas y plataformas digitales y la igualación de las comisiones de ventas físicas y en línea, para incentivar una nueva rutina de trabajo, acorde al contexto.

Todas las tiendas propias de Natura en Latinoamérica, y aquellas de The Body Shop y Aesop en Brasil ya están cerradas, así como las tiendas de franquiciados de Natura, en los países donde existe esa modalidad.

 

Acerca de Natura 

Fundada en 1969, Natura es una multinacional brasileña de cosméticos y productos de higiene personal y belleza. Una de las líderes del sector en Brasil, registró 7.900 millones de reales de ingresos netos en 2016, cuenta con más de 7 mil empleados, 1,8 millones de consultoras y operaciones en Argentina, Chile, México, Perú, Colombia y Francia.  

Fue la primera compañía de capital abierto en recibir la certificación B Corp en el mundo, en diciembre de 2014, lo que refuerza su actuación transparente y sustentable en lo social, ambiental y económico.  

La estructura de la empresa está compuesta por plantas en Cajamar (San Pablo) y Benevides (Pará), ocho centros de distribución en Brasil, un hub logístico en Itupeva (San Pablo) y centros de Investigación y Tecnología en San Pablo y Nueva York (Estados Unidos).  

Posee el 100% del capital del fabricante australiano de cosméticos Aesop, con tiendas en países de Oceanía, Asia, Europa y América del Norte y este año anunció la adquisición de The Body Shop, afianzando así un grupo de cosméticos multimarca y multicanal.  

Para obtener más información sobre la compañía, visite http://www.natura.cl y sus perfiles en las redes sociales: LinkedIn, Facebook, Twitter, Instagram, YouTube. 

Detener abruptamente el proceso de aprendizaje de los niños tiene consecuencias negativas

 

15 DÍAS GRATIS EN WWW.SMARTICK.COM

  • Los padres y tutores deben asegurar que los escolares sigan avanzando en sus materias, ya que los expertos aseguran que detener abruptamente el proceso de aprendizaje de los niños tiene consecuencias negativas, a corto y largo plazo.

 

3 millones de escolares no irán al colegio por las próximas dos semanas. Algunos establecimientos tienen la infraestructura como para apoyar la educación a distancia de sus alumnos, pero ¿qué pasa con los que no? ¿qué sucede con el proceso de aprendizaje de los niños que estarán dos semanas sin poder salir de casa? “La realidad es que gran parte de los niños quedará con un vacío y no recibir clases en forma reiterada puede producir retrasos en el aprendizaje, además de provocar problemas en la adopción de rutinas”, explica Javier Arroyo, fundador de Smartick.com, método online de aprendizaje de las matemáticas.

smartick latam El reto al que se van a enfrentar miles de familias sin vacaciones para cuidar a sus hijos en casa es enorme, al igual que el de sus profesores, que tendrán que mandar tareas o trabajos para que los niños no se vean demasiado perjudicados en el curso escolar. Afortunadamente, internet ofrece en la actualidad recursos que pueden ayudar. En el caso de Smartick, método online de matemáticas, ha decidido ofrecer a las familias afectadas el uso del método gratis durante los 15 días que dura la cuarentena. 

“Jamás habríamos querido convertirnos en un recurso forzoso, pero las circunstancias han hecho que miles de familias tengan que recurrir a métodos de aprendizaje o refuerzo online para diversas materias básicas, como los idiomas en el caso de Duolingo, o las matemáticas en el caso nuestro, para que los niños puedan aprovechar el tiempo que van a estar en casa y no detengan su proceso de aprendizaje, lo que es negativo para ellos, en el corto y en el largo plazo”, explica Arroyo. Y agrega: “Desde que nacimos, siempre hemos intentado ayudar a menores que atraviesan circunstancias difíciles por estar hospitalizados, por ejemplo, pero ahora estamos hablando de otra escala mucho mayor. Creemos que esas familias están haciendo el sacrificio que les exige el Gobierno por el bien de todos y por ello nos sentimos en la obligación, como empresa de ámbito educativo y socialmente responsable, de colaborar para que los niños noten lo menos posible las consecuencias de esta medida

En definitiva, dado que en Chile el 70% de los chilenos son usuarios de internet, mientras que 9 de cada 10 tiene tienen por lo menos un celular activo, adoptar soluciones online, que además son gratuitas o muy económicas, no solo es posible de inmediato, sino que para los estudiantes de básica y media se trata de una experiencia mucho más natural de lo que los adultos imaginan. Frente a esta pandemia causada por el Coronarivus, docentes y alumnos están no solo ante el reto de seguir enseñando y aprendiendo los mismos contenidos de siempre, pero a través de otros soportes, sino que también están ante la oportunidad de probar herramientas digitales para explorar otras formas de trabajo colaborativo y co aprendizaje, ya que los docentes también pueden adquirir conocimientos de las experiencias online de sus estudiantes.

Historia de una Cuarentena: Parte 1

Parece dicotómico, recuerdo mi infancia como una cuarentena permanente, porque siempre pasaba encerrada en casa. Al ser la menor de los hermanos me quedé fuera de muchas aventura familiares que podrían haber enriquecido mi crianza, pero nada que hacer, siempre fui y soy muy casera. Ahora por obligación.

Desde que se desató el Coronavirus o COVID-19 para decirlo en bonito, en diciembre se veía una realidad lejana, pero casi de película. O sea, VIRUS, era la mejor representación de lo que estaba pasando en ese entonces. Y ¿a Chile llegaría? Conociéndonos era claro que iba a pasar, pero lo preliminar era que por el clima no era posible, que esto y lo otro. Bueno, aquí estamos, meses después con una cuarentena decretada hace ya dos semanas y un par de días.

He visto gente vuelta loca, realmente, desde que comenzó la “poca trazabilidad” del Coronavirus, corriendo por una vacuna que NO sirve para el virus actual, así también personas reclamando y exponiéndose de manera irracional. Nos dijeron que nos encerráramos y terminamos colapsando todo. Solo en Chile puede pasar.

Debo ser honesta…

La primera semana pude pasarla bien, la casa era un desastre pero bueno, con tres niños, de distintas edades fue fuerte. Me arranqué dos días al super para poder distraer mi mente, pero… no fue necesario, aún me quedaba algo de cordura.

Al día siguiente comenzó el show de las clases online y las miles de miles de guías que envían desde el colegio, los grupos de WhatsApp de apoderados llenos de pelotudos que estaban más preocupados por el año escolar que por la salud mental de sus hijos, gente desesperada porque nadie sabía nada. Definitivamente el no saber nada es lo más complejo, si, mucho más que saberlo todo.

cuarentenaA la segunda semana de encierro ya comencé a perder la noción del tiempo, así como lo escuchan, porque se me confundían los días, entre preparar desayunos, ordenar la casa, trabajar con hora de inicio pero sin hora de fin, darle todos los días, me olvidé del tiempo. No tengo calendario, y tengo que estar anotando todos los días para recordar qué día es, lo que tengo que hacer.

Un día tuve que salir a buscar mis medicamentos y…

Quienes saben, me diagnosticaron hace poco hipotiroidismo y debo decir que ha sido un real alivio a todo lo que sentía, además sigo con mi tratamiento para la locura extra que tengo en el cerebro. Entonces caché que mi receta se vencía, primero tuve que mamarme ir a que me la renovaran en medio de la locura por el coronavirus y escuchar que el doctor me dijera: “usted quiere estar muerta qué está aquí?” a lo que le respondí “¿acaso prefiere que me descompense?” A lo que el tipo respondió “que era mejor descompensarse a morir de coronavirus” y yo… simplemente en shock (no se preocupen… le puse tremendo reclamo por saco de pelotas). Me extendieron la receta, pero después de eso tuve que ir a buscar los remedios. Bueno, justo fue ese día en que anunciaron la cuarentena total en 7 comunas, entre esas LA MÍA. Si… la MÍA! quería puro morirme, porque el consultorio estaba abarrotado de gente y básicamente no me podían dar los medicamentos.

Con paz y tranquilidad luego me aclararon que podía pedir un salvoconducto e ir tranquilamente. Bueno ese día… me resfrié (SPOILER: No es coronavirus).

Tuve que sacar mi lindo salvoconducto en www.comisariavirtual.cl (lo dejo porque realmente hay gente que aún no cacha dónde hacer el trámite y que no se necesita clave única), enmascarillarme porque estaba tosiendo y con estornudos, ir tranquila al Consultorio. Desgraciadamente hay un triage que debes pasar de lo contrario no te atienden y tuve que responder con la verdad, que estaba resfriada. Así es como me mandaron al doctor urgente, aislación absoluta para atenderme y decirme que estaba resfriada (aún siguen haciendo esa pregunta si has tenido contacto con alguien con COVID-19 siendo que la trazabilidad ya se perdió… pero bueh), no me hicieron el examen porque “no valía la pena”. Me dieron el pase para pedir mis remedios y listoco.

A encerrarme de nuevo.

Dos semanas con niños en casa.

Hay gente que realmente no entiende que trabajar desde casa, cuidar niños y más encima “educarlos” es un desafío que NO todas queremos hacer. Lo digo desde mi experiencia personal, he tenido que estar más sentada acá trabajando que haciendo la guía de los chicos, mediando el uso de la tele, que me colaboren, que me dejen trabajar y que no se maten dentro de casa.

Echan de menos natación y hockey pero no puedo hacer más, está todo suspendido, está todo parado. No podemos salir ni al patio común. ¿Cómo canalizo sus energías? Sinceramente aún no lo logro.

No les daré ninguna fórmula mágica porque hoy me encantaría estar sentada viendo tele y no respondiendo los infinitos mensajes que tengo que responder día a día. Me encantaría justo estar en una pega que no se puede teletrabajar, pero bueno, esa no es mi realidad. Acá teletrabajo, telehagoelaseo, telecuidoalosniños, telecocino, telehagopan, telehagolascamas y telehagocualquiercantidaddecosas.

Bueno… algo bueno de todo esto es que hemos podido grabar el MOMS ON THE CITY con la Pame y estoy esperando a editarlos para poder subirlos. Así que ahí no solo yo me entretengo sino también ustedes.

¿Cómo llevan la cuarentena?