La importancia de la tonificación vaginal en el placer femenino

La tonificación de la musculatura vaginal tiende a deteriorarse con el paso de los años, así como también puede pasar después de un parto. La falta de tonicidad de estos músculos puede generar varios problemas como incontinencia urinaria o disminución del placer femenino durante la penetración.

cuidado placer femeninoSi bien es cierto que cuando se trata de sexo, hay muchos factores involucrados que pueden hacer que una experiencia sea o no satisfactoria para una mujer, la verdad es que la tonicidad de la vagina también es importante y ésta tiende a irse perdiendo con el pasar de los años.

Es por esto que en los últimos años, se ha ido haciendo popular cirugías como la himenoplastia que tiene como finalidad la reconstrucción del himen y el rejuvenecimiento vaginal, que es una operación que tiene como misión recuperar la musculatura y ligamentos de los tejidos del suelo pelviano que pueden verse dañados, por ejemplo, por el parto o el paso del tiempo. Las mujeres acuden a este tipo de intervenciones por lo general porque la falta de tonicidad de la musculatura vaginal, genera problemas como incontinencia urinaria,  disminución del placer sexual e incluso puede reducir su capacidad orgásmica.   

Odette Freundlich, Kinesióloga especialista en disfunciones del suelo pelviano y sexualidad y Directora del Centro Mi intimidad,  explica que en general no es que las mujeres quieran volver a ser vírgenes, sino lo que buscan es “volver a tener el tono muscular vaginal que tenían al iniciar su vida sexual, pues una vagina mas tonificada permite experimentar mayor placer durante la penetración vaginal”.

Esta tendencia ha ido en aumento, incluso hay productos que generan, de manera temporal, la sensación de una mayor tonificación muscular vaginal, como por ejemplo Virgin, que es un lubricante íntimo femenino que puedes encontrar en la tienda Starsex (www.starsex.xxx) que además de lubricar la zona íntima femenina, entrega esa sensación de mayor tonificación lo que a la vez intensifica las sensaciones tanto para la mujer como para el hombre.

Ahora, si se trata de ir un poco más allá, sí se puede recuperar la fuerza de los músculos vaginales de manera permanente. ¿Cómo? Según Freundlich “solo con ejercicios específicos, gimnasia vaginal, en donde se pueden utilizar varias técnicas y accesorios para realizarla, como es el Biofeedback, pesas vaginales, bolas chinas especificas, etc”.

De hecho, uno de los ejercicios más conocidos para esto son los llamados ejercicios de Kegel con los cuales se puede ejercitar la musculatura pélvica que sostiene a la vejiga, uretra, útero, vagina y recto. Estos ejercicios, que deben ser supervisados por un especialista en piso pélvico, no sólo pueden mejorar la vida sexual de una mujer, sino que además pueden ayudar a prevenir infecciones urinarias, incontinencia urinaria, dispareunia (dolor durante la penetración), falta de lubricación, entre otros problemas.

También hay otra técnica llamada Pompoarismo, que viene de la palabra “pompoar” que significa control mental sobre la musculatura circuvaginal. Se trata de una técnica que nació en la India y que se practica hace más de 3 mil años. Ayuda a tener orgasmos más intensos, un mayor control sobre los orgasmos, previene la incontinencia urinaria y evita relaciones sexuales  dolorosas, entre otros beneficios.

Por lo mismo, es importante que todas las mujeres tomen conciencia de lo importante  que es tener una vagina tonificada, ya que va de la mano no sólo  con  tener una vida sexual satisfactoria, sino que  también con tener una vida mucho más feliz y saludable.

Un pañuelo para cada tipo de mujer

El pañuelo es uno de los accesorios más usados, tanto por su versatilidad como por aportar un toque diferente a tenidas cotidianas. Empleado en cualquier temporada y por mujeres de edades variadas, el pañuelo sí tiene algunas restricciones en cuanto a la ocasión como en la forma de llevarlo. Diseñadora de vestuario da pistas para sacarle el mayor provecho.

¿Qué me pongo? A veces la salvación de una tenida puede estar en un simple pañuelo, ya que este accesorio, utilizado de modo creativo y ajustado al momento, es capaz de darle ese toque especial que no siempre encontramos en nuestro ropero.

bufandas“La verdad es que los pañuelos son uno de los accesorios más utilizados actualmente. Ya no son sólo parte de nuestras prendas de invierno, sino que nos acompañan a lo largo de todas las temporadas. Este cambio ha hecho que en la actualidad existan diferentes tipos de pañuelos, en diferentes telas, texturas, colores y estampados, y que todos y cada uno de ellos se pueda utilizar de variadas formas y para distintas ocasiones”, comenta la coordinadora académica de la Escuela de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico, Alejandra Álvarez.

Al ser un accesorio muy flexible, da la posibilidad de usarlo de múltiples maneras y de forma fácil, tal como se enseña en muchos tutoriales en Internet. La diseñadora de vestuario asegura que este tipo de accesorios es apto para toda mujer, pero hay que tener algunos resguardos.

“En términos generales, este tipo de accesorios le queda bien a la mayoría de las mujeres, pero hay que preocuparse de que el tamaño sea adecuado a nuestro tipo de cuerpo. Para las mujeres con más volumen no recomiendo el pañuelo pequeño atado al cuello, ya que le cortará visualmente el cuello y no le ayudará a prolongar la silueta; tampoco es buena idea un fular con mucha tela, estampado o flecos, ya que estos elementos otorgarán más volumen. Es mucho más recomendable usar algún pañuelo de tamaño medio, de color liso y con pequeños estampados y aplicaciones. Para las chicas muy delgadas tampoco es lo mejor utilizar los fular de dimensiones tan grandes, ya que parecerá que esta “nadando” en tela”, comenta la especialista.

Ahora, si trata del color, lo mejor es siempre probarse hasta encontrar un color que quede bien con nuestro tipo de piel y de cabello. “El mejor consejo es escoger algo que nos guste y nos haga sentir cómodas. Para formar el look, no es muy recomendable elegir un pañuelo que sea muy similar al color de nuestra ropa, ya que se perderá visualmente el accesorio y sólo parecerá que tienes más volumen. Lo mejor es utilizar algún color que se encuentre dentro de la gama de colores de nuestro atuendo o algún contraste para que sea evidente que escogiste un accesorio que te representa y que se diferencia del resto”, aconseja la docente de la Universidad del Pacífico.

Un mundo de pañuelos 

Alejandra Álvarez, destaca que existen distintos tipos de pañuelos, pero entre los más básicos están los siguientes:

Fular: Trozo de tela ligera, cuadrado o rectangular, pero de grandes dimensiones. Existen de diferentes tipos, de color liso, estampados, con aplicaciones en los bordes y en las puntas, etc. Por lo general se utilizan enrollados alrededor del cuello, pero debido a sus dimensiones, nunca quedan ajustados al cuello, sino más bien sueltos y pueden dar una o más vueltas. Es importante saber que este accesorio es uno de los más utilizados, por su versatilidad y porque acompañan bien a la mayoría de los looks y les entrega un toque bohemio y casual.

Chal: Este accesorio es el de mayor dimensión de todos y por lo general es más largo que su ancho. Debido a su tamaño se puede utilizar apoyado en los hombros y permite dar una o más vueltas al cuello, tapando gran parte de la espalda. Por esto, dependiendo del material, este es el más abrigador de todos. 

Echarpe: Trozo de tela angosto y largo, menos largo que los Fular, que por lo general se utiliza apoyado sobre los hombros. Existen en diversos colores y tipos, pero por sus dimensiones y su posición en el cuerpo es uno de estos complementos más formales.

PashminaEs un trozo de tela tejido, originalmente de lana de cachemir, pero también se utiliza este nombre para referirse a los tejidos de otras fibras como la viscosa. 

Pañuelo: Trozo de tela cuadrado, de menor tamaño que los anteriores y generalmente estampado. Este accesorio se utiliza mayormente alrededor del cuello, pero también puede ser utilizado alrededor de la muñeca, como “pulsera”, para envolver algún peinado o como cintillo. Este pañuelo te da es un look más informal y relajado.

#Maternidad Yo y mis idas al dentista

En marzo me di cuenta, de la peor manera posible, que debía ir al dentista.

ir al dentistaSi, llegué a tal punto en que había dejado de tomar helado, comer un montón de cosas porque me dolían los dientes. No quería ir al dentista por uno de los mayores motivos: lucas.

Ir al dentista en Chilito lindo ES caro, ir al consultorio cuando trabajas no es gran opción, ir a las 7 de la mañana a intentar, si, intentar pedir una hora es casi una odisea, sin contar que a mi me da un poco de miedo sus tratamientos (tuve la lamentable experiencia previa de utilizar el AUGE dental en el consultorio dónde no me hicieron nada, fue una revisión por encima y que fue empeorando el panorama que luego descubrí).

El tema estalló, porque lo dejé y dilaté… hasta que me dolía tanto que tuve que pedir un SOS. Y ahí es como llegué al dentista, en específico a Clínica Dental Sonríe.

Fue terrible esa primera cita, la peor de todas. Ahí fue cuando Juan, mi dentista, me dijo que tenía la PURA ESCOBA, no hay otra forma de decirlo. Obvio, si son años, pero años de estar dilatando el tema. Años de descuido, de no ir a un chequeo, de si ser “cuidadosa” pero no lo suficiente para ir dónde un especialista.

Y así me di cuenta, después de muchas sesiones que olvidamos completamente nuestra boca. Es como si fuese una parte distinta de nuestra salud. Entonces lo vemos como un arreglo más suntuario, es decir: preferimos gastar 200 o 500 lucas en un celular en muchas cuotas, pero no arreglar nuestros dientes porque “es muy caro”. 

La salud dental es increíblemente importante, en especial para niños y embarazadas. Por ejemplo “Hay algunas enfermedades bucales que son más frecuentes durante el embarazo, como por ejemplo la gingivitis y todos los problemas que puedan existir en las encías como por ejemplo el sangrado.  Para que te hagas una idea, este tipo de enfermedades bucales, suelen aparecer alrededor del segundo mes de gestación, y a medida que va avanzando el embarazo se hacen más presentes. Es recién en el parto en donde la mujer recupera su estabilidad y se encuentra con la posibilidad de superar esas enfermedades bucales” así dicen mis amigos de Clínica Dental Sonríe.

Les dejaré tres tips para que dejes de dilatar esa JUSTA visita al dentista:

  • Mejor prevenir que curar: si, es verdad, curar un deterioro de nuestra boca sale absolutamente más caro que ir periódicamente al dentista, realizarse chequeos, cuidados, fluoración, etc.
  • Ir al dentista no es como antes: ahora utilizan aromaterapia para que el dentista no “huela a dentista”, la anestesia no duele o incomoda tanto como antes y hay muchas formas de evitar la angustia que muchas veces genera ir al dentista.
  • El mejor ejemplo eres tú: si tu hijo es remolón para lavarse los dientes o cada vez que dices dentista él se asusta, la mejor forma de remediarlo es que tu seas su ejemplo. Lávate constantemente los dientes, anda al dentista y dile a tu hij@ que te acompañe, deja de asustar a tu hijo con llevarlo al dentista, el dentista es nuestro amigo.

¿Qué agregarías?

Conoce cuál tipo de escote te queda mejor

Llegó la primavera y el sol ya se hace notar en la mayoría de las regiones del país. Si quieres lucir despampanante, sigue los consejos de una diseñadora de vestuario para elegir el mejor escote para tu figura.

 Ya comenzó la primavera y los abrigos y chalecos van volviendo al fondo de clóset, dejando espacio para otras prendas más livianas, como vestidos, poleras y blusas. Así, si deseas deslumbrar durante los días soleados, es importante elegir un escote adecuado para cada ocasión y que sirva para la estructura de tu cuerpo. ¿Cómo elegir el mejor escote?

Lo más importante para elegir el tipo de escote es tener claro hacia dónde uno quiere dirigir la atención.La mayoría de los escotes funcionan para toda ocasión, pero lo que se debe definir es la profundidad del escote, ya que ése es el factor que determina si un escote es apropiado o no para las diferentes situaciones”, indica Alejandra Álvarez, coordinadora académica de la Escuela de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico.

escotes-y-collaresMuchas mujeres creen que por tener un busto reducido, el escote está vetado en su ropero. Pero, según la especialista, ése es un grave error, ya que un escote incluso puede ayudar a aumentar visualmente la zona superior del cuerpo o, al contrario, a reducirlo. Por ello, Álvarez entrega los mejores datos de los seis tipos de escotes más comunes:

  • Escote en “V”:Este escote es ideal si lo que quieres es verte más delgada, pues debido a su forma prolonga las líneas y estiliza la silueta. Es un tipo de escote muy bueno para quienes quieren disminuir visualmente el volumen de la parte superior del cuerpo, es decir, hombros anchos o mucho busto.

 

  • Escote Redondo: Este tipo de escote es ideal para mujeres con espalada angosta, ya que visualmente les dará un poco más de amplitud. Permite alargar el cuello y crear la ilusión de mayor volumen en el busto. Funciona muy bien para mujeres que tienen más volumen en la parte inferior del cuerpo, ya que les permitirá balancear los pesos visuales en su silueta.

 

  • Escote Cuadrado:Este escote permite mostrar sutilmente nuestros hombros, en especial las clavículas, por lo tanto, si la persona tiene poco busto, este escote podría ser una buena forma de crear la ilusión de mayor volumen.

 

  • Escote en forma de corazón:Este escote es muy sentador debido a que su forma se amolda perfectamente a las curvas del busto. Es un clásico en las prendas de noche, ya que es bastante sensual y probablemente poco adecuado para ir a trabajar o correr por la ciudad. Es perfecto para quienes tiene un tamaño de busto medio.

 

  • Escote Cruzado:Aunque es visualmente muy similar al escote en “V”, el escote cruzado tiene dos capas de tela, lo que permite a las mujeres con menos busto dar un poco más de volumen en esa zona. Es bueno para mujeres con hombros anchos y con busto de medio a pequeño.

 

  • Escote Bote:Este escote permite destacar los hombros y despejar el área del cuello, por lo que es bastante sensual, pero sin mostrar el busto. Armoniza y equilibra la figura, y es muy bueno para mujeres con mucho volumen en la parte inferior del cuerpo.

#Maternidad El “arte” de amamantar en invierno

Ángela volvió a trabajar hace un mes y su pequeña hija tiene sólo 6 meses de vida y un largo periodo de amamantamiento por delante. Ella no quiere cortar la lactancia por el regreso al trabajo, pero reconoce que todo ha sido más difícil, sobre todo un aspecto que no consideró: la lactancia en invierno.

“Es súper incómodo, no sabes qué usar y es un problema tener que amamantar sobre todo fuera de la casa. Lo mismo ocurre cuando tengo que sacarme leche, tengo que desvestirme por completo para poder hacerlo y con el frío que hace, es de verdad una tortura”, señala Ángela Garnier

MadremíaAfortunadamente hoy existen soluciones en diseño que permiten no sacarse nada, ni siquiera en invierno, logrando el objetivo de amamantar sin pasar frío.

Se trata de los nuevos sistemas de apertura que existen en el mercado y que son utilizados en prendas de vestuario como camisetas, poleras, polerones, tejidos, sostenes y vestidos y que permiten amamantar en total discreción. “Son sistemas creados para dar papa en cualquier momento y lugar y sobre todo en momentos en que el frío nos obliga a andar muy abrigados y no queremos sacarnos todo lo que llevamos puesto, porque muchas veces no podemos y por eso hay que buscar soluciones”, explica Andrea Tschorne, gerenta comercial de Madremía, tienda especializada en ropa para embarazadas y mujeres en periodo de lactancia.

Para que puedas reconocerlos, Andrea detalla cómo funcionan los cuatro tipo de broches que debes buscar a la hora de elegir las prendas que utilizarás en el periodo de lactancia:

Pull Down 

Sistema que incorpora broches en diversas modalidades. Ya sea con broches al hombro, laterales o al centro, se baja la pieza superior y se accede a dar pecho levantando la capa secundaria (o capa de lactancia). Sistema muy discreto para dar papa, los broches dan un toque moderno a las prendas por lo que aplica en tenidas sport ideal para el día a día e incluso durante la noche pueden ser utilizadas como parte de arriba del pijama.

The Side 

Con este sistema las prendas cuentan con una capa superior completa (conocida como falso) que disimula y cubre la capa de lactancia a la cual se accede por el costado permitiendo un acceso lateral al pecho. Sistema que proporciona la mayor cobertura del pecho al momento de amamantar, muy útil cuando se da pecho en espacios públicos o con otras personas presentes para mayor discreción.

Ligt Up 

Sistema donde se levanta la pieza superior y se accede a dar pecho bajando la capa secundaria (o capa de lactancia). Este modelo de corte es ideal en tenidas para el trabajo ya que disimula en forma perfecta si los pechos están muy congestionados y es muy práctico para ocupar con el extractor de leche.

Cross Over 

Es el sistema más tradicional de acceso, donde las piezas que cubren el pecho van cruzadas sobre éste, permitiendo un acceso ya sea por la parte superior al bajar la pieza o bien un acceso inferior levantando la pieza. Las poleras que utilizan este sistema son ideales para mamás con poco busto, pues realzan el escote y moldean una linda figura.

“En Madremía hemos hecho nuestras prendas basadas en la experiencia, que es la que nos lleva a pensar nuestras creaciones. Es por eso que hoy, si tu utilizas todas las alternativas que tenemos, puedes salir de acá con un sostén con un broche especial, además de una camiseta que tiene cortes sobre los pechos que da un acceso directo al sostén y un polerón que cuenta con un sistema de apertura lateral, que te permitirá amamantar en cualquier lugar, ya que por un lado tu hijo logrará tapar una parte y por la otra el polerón te cubrirá. También tenemos tejidos, con un pronunciado escote y una pieza interior que simula otra prenda, la cual es fácil de correr”, señala Andrea

#Maternidad Me puse un desafío y lo cumpliré…

Como les conté en la entrada anterior, me dio todo lo que es el síndrome de peter pan después de mi cumpleaños. Estaba atacada de ver las cosas que me sucedían alrededor y no tener el control de esto. Incluso muchas veces me cuestioné mis reacciones ante la vida. Si es verdad, son procesos de crisis que todo el mundo vive. Esta es mi forma de vivirlo.

Me di cuenta que no me estaba dando un momento del día para mi. Si, un minuto del día, nada más que eso en que yo solamente fuera yo. Porque dentro de mis meditaciones eternas con mi psicólogo me puse a pensar quién diablos era yo.

fashion blogger
Creerse solo un poquito el cuento no hace mal

La cuestión es que después de escuchar las brillantes declaraciones de un tipo sobre “que una de cada nueve mujeres chilenas se salva”  y también de ver como en realidad eso no es verdad, porque lo que nos pasa a las chilenas es que no nos damos tiempo (algo muy común en la vida de las madres) me decidí a tomarme una foto con el look del día, fuese lindo, feo, desaliñado, simplemente “comprarme el cuento de que soy guapa”.

Así es como el primer día de mi #DesafíoMangelita que partió como un chiste para reírme de las declaraciones de un sujeto que fue “poco prolijo”, para no decir ignorante, terminó en darme un motivo todos los días para tomarme un tiempo. Incluso unas amigas aceptaron el desafío por 20 días de tomarse una foto con el look del día y creerse el cuento.

Todo partió con esta foto
Todo partió con esta foto

Aquí puedes ver mis fotos de todos los días #DesafíoMangelita #DesafíoEsLoQuehay

OJO: que la ropa que utilizo es la misma que uso siempre, no gasto más plata de la ya destinada para vestirme, sigo creyendo fielmente en vestirme cómoda, todo terreno, chao con los tacos, simplemente cambié el switch y me creí el cuento. Si te quieres unir hazlo y me taggeas y yo comparto tu foto.

Truco para andar con tacones – Si, al fin lo conseguí

Lo ví en varias partes.

En general no soy muy buena para andar con tacones, para qué les voy a mentir: NO ME GUSTA USAR TACONES. Tengo pie plano y es casi una misión imposible, dolorosa, molestosa y así a nadie le gusta andar.

¿Se imaginan a Mangelita con dos hijas, vestida con jeans, polera, pelo al viento, mechas californianas y tacones? OLVÍDENLO.

¿Andar con tacos e incómoda por la vida?

Hace un par de días tuve que ir a la Fiesta de la empresa de @caldo_de_cabeza porque era flor de carrete, nos lo merecíamos y además estaba imperdible. Pero claro… no iba a ir con zapatillas o con mis clásicos mocasines que me salvan de varias. 

Lo leí en varios sitios webs y no había podido ponerlo en práctica.

El truco es más que simple y sólo necesitas un poco de cinta de tela (de esas para hacer parches, marca 3M, bueno la marca que encuentres en la farmacia).

Según lo que leí al amarrar los dedos cómo en la foto se “neutraliza” un nervio que hace que no te duelan los pies. Simple, fácil y bonito.

En el carrete de la empresa de Feña bailé, subí escaleras, caminé y lo pasé la raja arriba de los tacones. Sirve.

Mangelita Certified !

Olvide lo lindo de mis pies ¿ya?
Olvide lo lindo de mis pies ¿ya?

#Maternidad Cómo vestirse con pocas lucas y una tremenda guata

Hay unas de las cosas más complicadas del universo que es vestirse estando embarazada. Aún peor cuando trabajas en oficina y debes ir medianamente vestida bien y no con pijamas o con los clásicos buzos, ya que los jeans no te entran ni en pelea de perros (si, me entraron hasta los 4 meses… ahí nunca mas).

La verdad es que para mi, en mi primer embarazo, no era gran tema, pero como es el segundo, y trabajo y hago un montón de cosas más debo por lo menos verme decente (además tengo un compañero de vida que quiere que me vea como la mamita más rica y apretadita).

1. CALZAS, CALZAS Y MÁS CALZAS

 No hay anda mejor que las calzas, en especial las llamadas “torero”. Llega un momento en que de verdad no te puedes seguir embutiendo los jeans o los pantalones clásicos… además que te forman el desagradable rollito de la cadera. Sin incluir que te cortan la circulanción de las piernas.

Precio promedio en Patronato: $4.500.-

2. BLUSAS blusa

Aprovechando el boom de las blusas en esta temporada, en especial de esas sueltas, con detalles en los hombros y cuello, me compré dos en un dos por uno de una gran tienda. Creanme que con una polera básica abajo puedes sobrevivir perfectamente y verte embarazamente guapa.

En esa misma compra de la multitienda compré dos chalecos, anchos, como me gusta a mi, que además me servirán para el post-parto.

3. VESTIDOS de los elasticados

Vestido Forever 21
Vestido Forever 21

 Descubrí los vestidos elasticados, algo ceñidos al cuerpo, cuando no podía ponerme nada en especial porque todo me quedaba apretado y parecía prieta.

Reconozco que hay algo que me molesta y es sentirme embutida en algo, en especial en lo relacionado con ropa.

En H&M por 10 lucas me compré un vestido largo, marca 3/4 blanco y negro, rayado que me quedó perfecto, y lo mejor, es que es elasticado, lo que quiere decir que da el ancho.

En FOREVER21, nueva tienda favorita, me di una larga vuelta revisando vestidos y poleras que pudiesen rendir como corresponde en esta temporada. Encontré un vestido ceñido al cuerpo, también manga 3/4, pero esta vez azul con blanco, y detalles. Valor aproximado: $6.000.-

En la misma tienda, me compré un vestido largo, esta vez por la módica suma de $10.000.-, floreado y lo mejor es que me da el ancho.

4. PIJAMAS

Las poleras del marido… si, esas mismas, porque mis pijamas no entran. Me da lo mismo si son o no sexis, cuando te dan calambres en la noche, lo mejor es estar cómoda.

5. LOS BÁSICOS

Las poleras de tiritias y poleras de polar y/o panty son básicas para sobrevivir en esta temporada 2014 en especial porque te abrigan. Ojo que muchas de nosotras se nos sube un poco la presión o en su defecto nos da más calor, nos quedamos sin aire y un largo etc. Por eso es recomendable abrigarse, pero no tanto.

En el tema de pantys te recomiendo comprarte una talla más. Eso me ha resultado.

6. EXTRAS

La verdad es que sigo teniendo un gran atado con las chaquetas, aún no encuentro una cómoda y que además me vea bien. Pero filo, me queda 1 mes de frío.

Reconozco además que odio con todo mi corazón la ropa maternal, a pesar de que me digan que es linda, porque yo soy chica, mido 1.58 y creanme que no es fácil encontrar ropa de mi medida que me quede bien, y los maternales están hechos para tipas altas. Además encuentro penca gastar plata en ropa maternal que después el PARTO no volveré a utilizar. Prefiero comprarme cosas lindas ahora y que luego las pueda arreglar o modificar más fácil o en su defecto me quedarán buenas a penas nazca Petete