¿Conoces el libro que cabe en la palma de tu mano?

leo libros bebé urbanoCon el objetivo de fomentar la lectura de manera transversal, Bebé Urbano decide incorporar la reconocida línea Alemana de mini Libros PIXI, en Chile llamada “LeoLibros”. Ideal para estimular el interés y despertar la pasión por la lectura desde la primera etapa.

La lectura es un hábito que al igual que muchos otros, se educa desde la primera infancia, siendo necesario comenzar esta estimulación lo antes posible.

LeoLibros ha sido un éxito absoluto en parte de Europa y actualmente se encuentra postulando para los Récord Guinness como la serie de libros ilustrados más exitosa de todos los tiempos. Más de cuatrocientos cincuenta millones de ejemplares han sido vendidos sólo en Alemania desde que salieron a la venta en el año 1954 por la Editorial Carlsen y desde ahí, han pasado de generación en generación. En Europa y otros países son conocidos por su marca PIXI. Hoy en día han sido traducidos al inglés, francés, holandés, danés, finlandés, polaco, sueco, serbio, albanés, árabe, chino, croata, macedonio, chino mandarín y español.

La colección ha sido diseñada para manos pequeñas -con un formato 10 x 10 cms-, constan de 24 páginas y, son sumamente delgados y livianos, siendo ideales para llevarlos a todos lados. Además, sus historias cautivantes, ilustradas con personajes cercanos, van narrando página a página historias acompañadas de ilustraciones en perfecto equilibrio. Son coleccionables y  se encuentran disponibles en dos series de seis títulos cada una.

Entre los libros se destacan: Coni Hace Música, Maxi y el Diente Suelto, El Arca de Noe, David y Goliat, Jan y Leo Pelotas Locas, El Lobo y los Cabritos y otros a tan sólo  $1.200.

“Hacer que nuestros hijos amen la lectura, en medio de tanta tecnología, es lo mejor que podemos hacer por ellos. Está demostrado que familiarizarlos con los libros desde pequeños les aporta innumerables beneficios, fomenta la imaginación y ayuda a relacionarse mejor socialmente”, comenta Roberto Mayerson, dueño de Bebe Urbano.

Esta y más alternativas las encuentras en la tienda de Bebe Urbano, que con más de tres años de trayectoria ofreciendo la mejor experiencia de compra del mercado infantil, se ha convertido en un referente del rubro, al reunir -en un sólo lugar- productos atractivos y novedosos para tus hijos.

Más información en Gerónimo de Alderete 1546, Vitacura.

www.bebeurbano.cl

www.facebook.com/bebeurbanocl

info@bebeurbano.cl

Fono: 2 219 5014

#PSU Consejos expertos para ganarle a la prueba

Tips puntaje nacional psuEl preuniversitario gratuito PuntajeNacional.cl recomienda sumergirse en los ejercicios para perfeccionar la materia que ya se manejan y no innovar en ramos que al estudiante le pueden costar más. De esta forma, el estudiante adquiere seguridad de poder aumentar el puntaje final hasta en un punto por cada ensayo realizado.

Comienza el segundo semestre y, con ello, la cuenta regresiva para rendir la PSU, haciéndose patente la necesidad de consolidar definitivamente los conocimientos ya adquiridos. Pensando en ello, puntajenacional.cl entregó una serie de tips prácticos para enfrentar y lograr mejorar el puntaje a pocos meses de las pruebas, de manera de asegurar la rendición de un buen examen.

La forma de lograr aumentar el puntaje en la prueba es, según su equipo, enfocarse en los ramos que mejor se manejan de esta forma aumentar la habilidad en ellos y subir el puntaje. Por otro lado, aquellosue no se manejan a la perfección, es mejor dedicarle menos tiempo, ya que implican un gran manejo de habilidades cognitivas y es difícil que en sólo cuatro meses el estudiante logre desarrollar una técnica o aumente el puntaje.

Este es el minuto de ordenar el estudio y realizar ensayos cronometrados de las pruebas que se rendirán, para después analizar los resultados obtenidos y con ello planificar nuevamente los tiempos de estudio, dándole prioridad a los contenidos donde hay un menor manejo. Y finalmente se recomienda establecer prioridades temáticas por cada prueba que se rendirá (Lenguaje y matemática, más las específicas de historia o ciencias) y enfocarse en lo que falta por estudiar de cada una de ellas.

Y, si bien todavía es posible aprender materias nuevas, lo mejor es enfocarse y perfeccionar la que ya se maneja. “Si soy bueno en geometría, pero me cuesta logaritmos, a estas alturas me conviene ser mejor en geometría y estar seguro con eso, antes de quedar inseguro en dos materias distintas”, comenta Fabián Martínez, creador de Puntajenacional.cl

“Al hacerlo de esta forma, te aseguras de obtener altos puntajes en las pruebas que son más prácticas y, con ello, compensar la menor puntuación que puedas lograr en lenguaje” asegura el experto.

 

Acerca de Puntajenacional.cl

Puntaje nacional nace el año 2009 con el fin de acabar con esa brecha educacional. Es una plataforma online totalmente gratuita, para que cualquier alumno de Chile, no importa de donde venga, pueda estudiar y ensayar para la PSU, con estándares de calidad alineados con el DEMRE.

Con resultados avalados, actualmente puntajenacional.cl cuenta con el 60% de los puntajes nacionales obtenidos el 2016. Hoy la comunidad cuenta con cerca más de 850 mil estudiantes inscritos, 15 mil visitas diarias que, en promedio, permanecen más de 30 minutos cada día, y más de cinco millones de reproducciones de videos educativos. Estos números transforman al portal en el sitio web de educación más grande de Latinoamérica.

 

 

 

 

#Estimulación Apego y regulación emocional

El apego es la conducta instintiva que tenemos los humanos para formar un vínculo de amor, de protección y cuidado con nuestro hijo(a). Esta conducta comienza desde el primer momento en el que el Doctor pone al bebe sobre su madre, ya que no debemos olvidar que las primeras nociones que tiene el recién nacido son de carácter táctil, ello hace que el contacto piel a piel entre madre e hijo sea de vital importancia para el apego, el reconocimiento mutuo, el intercambio afectivo emocional y para el éxito de la lactancia. Es muy relevante que tengamos en cuenta la importancia de lo afectivo, del sostenimiento, de la mirada, del tacto. Toda esta transmisión que se hace, es tan importante como la nutrición.

Este intercambio afectivo, es posible de observar al ver que tan proclives son los bebes, niños o niñas, a buscar proximidad y contacto hacia un cuidador específico en momentos de angustia, enfermedad y cansancio. Además, es posible de evaluar según la capacidad que poseen de regular sus emociones negativas en momentos de estrés y angustia y de explorar su entorno, incluso si contiene estímulos un tanto atemorizantes.

En la medida que aprendes a identificar y a responder a las señales del niño o niña, ellos empezarán a sentirse seguros dentro de su entorno y comenzarán a desarrollar la certeza de que sus necesidades serán atendidas. Esto ayuda a que el niño pueda empezar a regular sus emociones, ya que si bien en un principio es la mamá la que los regula y funciona de Yo auxiliar, posteriormente es el niño quien desarrollará la capacidad de autoregulación ante emociones como el enojo, rabia o tristeza.

OJO: Que aunque creamos que solo son temas que le corresponden a los niños y niñas, nos podemos dar cuenta que en la adultez, las representaciones de apego configuran la forma en que los adultos sienten respecto a las tensiones y angustias de las relaciones íntimas, incluyendo las relaciones padres- hijo, y la forma en que se percibe el yo.

firma jesu blog ludere

La importancia del Apego Seguro en los primeros años de vida

Desde hace un tiempo los conceptos de Apego y Vínculo han comenzado a aparecer con más y más fuerza en las redes sociales, blogs, y grupos de información sobre la crianza. Comúnmente se le menciona como algo importante a promover en el desarrollo de los bebés y como un factor protector para de la salud mental a lo largo de la vida. Pero, ¿Qué es el Apego?.

Apero Seguro qué es El concepto de Apego esta lejos de ser un invento reciente. Este comenzó a ser estudiado alrededor de los años 60, por John Bowlby. Hasta esa fecha se pensaba que la relación del bebé con su madre era movilizada principalmente por la necesidad de alimentación, sin embargo, Bowlby comenzó a vislumbrar un factor aún más importante detrás de la relación madre-hijo, las necesidades afectivas. Por medio del estudio Bowlby pudo observar los efectos negativos de la privación del afecto y el no desarrollo del apego. Posteriormente, otros científicos han continuado estudiando como los tipos de Apego influyen en la salud Mental y las relaciones de las personas entre otras cosas.

¿Qué es el Apego?

Entonces, ¿Qué es el Apego?. El Apego es el vínculo afectivo que se forma entre el bebé y sus cuidadores, y que impulsa a ambos a mantenerse en contacto con el fin de brindar protección y seguridad durante una etapa en la que el ser humano es particularmente frágil. Este se desarrolla en la interacción constante del bebé con su cuidador; el bebé que busca y llama al adulto para que le brinde protección contra un mundo en el cual no se puede desenvolver por sí solo, y el adulto que por su parte responde al llamado del niño satisfaciendo sus necesidades y entregándole los cuidados de los que este depende. El Apego entonces no solo se puede desarrollar entre los bebés y sus madres (como usualmente se piensa), sino que entre él y su padres, sus abuelos, su cuidadora, su madre adoptiva, ya que el Apego se establece entre el niño y quienes pasan más tiempo con él cuidándolo y protegiéndolo.

Cuando un bebé estira sus manos a la cara de su madre, sonríe o llora, es la forma en la que este trata de acercársele y comunicar sus necesidades. La madres, y otros adultos, usualmente responden a esto dándole el dedo, sonriendo y haciendo ruidos en regreso, o tomando en brazos al bebé. Es a través de estas interacciones piel a piel, miradas, juegos de balbuceos, e interacciones de sostén (tomar en brazos), que se va construyendo el vínculo con el bebé. La madre aprende a leer al bebé, y el bebé aprende a leer a la madre. Por ejemplo; si bien el primer mes puede ser difícil para una madre saber que le ocurre a su bebé (sobre todo con la ansiedad y nervios propios de esa etapa), con el tiempo suelen ser capaces de distinguir pequeñas diferencias en el llanto o las vocalizaciones de su bebé, y así saben con seguridad si este tiene hambre, sueño, o si simplemente desea un abrazo.

Los diferentes tipos de Apego

Si bien, el ser humano tiene una tendencia natural al Apego, depende del ambiente y del cómo se lleve esta interacción bebé-cuidador, si este se desarrolla o no, y que tan adaptativo o “sano” este vínculo resulte. Cada bebé tiene un Apego propio con cada una de sus figuras vinculares. Al ser el Apego una construcción dinámica entre bebé y cuidador existen varios tipos de este, los que se clasifican en tres grupos principales; Apego seguro, apego Ansioso-ambivalente y Apego evitativo.

El Apego Seguro se refiere al tipo de vínculo entre el bebé y su cuidador en el que el bebé se siente contenido y protegido cuando lo requiere ya que el adulto responde de manera adecuada y consistente a sus necesidades, sean estas físiológicas (ej; hambre, sueño, frio) o afectivas (ej; cariño, consuelo). Cuando el bebé tiene hambre su madre le da de mamar, si el bebé se asusta su padre lo toma en brazos y lo calma. Esta protección y contención están en un justo equilibrio con la posibilidad que se le da al bebé de explorar su ambiente (de acuerdo a sus capacidades), de modo que, por ejemplo, un niño que ya camina no requiere necesariamente de estar físicamente junto a su madre para acercarse a un baúl de juguetes, sino que le basta con que esta se encuentre en la habitación y le sonría. Un niño con un apego seguro es aquel que explora el ambiente, y a las otras personas, pero que al mismo tiempo busca a su cuidador como base segura (por medio de miradas y gestos) y regresa a este si se presenta algo que pudiera ser una amenaza (ej; un perro ladrando, una sirena de ambulancia, un extraño).

Los otros dos tipos de Apego se refieren a cuando el vínculo entre el bebé y el adulto no le brindan seguridad y confianza al niño. En el Apego ansioso-ambivalente la vivencia del niño es de temor o inseguridad (ya sea porque el adulto no siempre satisface sus necesidades de manera consistente o atingente, o lo hace de manera sobreprotectora y ansiosa), mientras que en el Apego evitativo el niño tiene una vivencia de desamparo o desesperanza aprendida (ya que el adulto no responde a sus necesidades), y por ende lo evita por que “no puede contar con él”. Los niños del primer caso tienden a verse como niños ansiosos y frágiles en extremo, mientras que los segundos como muy independientes, llegando a veces al punto de no hacer diferencias entre los cuidadores y extraños.

Es importante no confundir estos últimos dos tipos de Apego con los trastornos del vínculo o el Apego desorganizado, donde estos son manifestaciones patológicas del vínculo, generalmente dada por situaciones extremas de abandono, violencia y abuso entre otras.

¿En que influye el tipo de Apego en el desarrollo de las personas?

El tipo Apego que establece el bebé con sus diversos cuidadores durante los primeros años de vida va generando un modelo operativo interno con el que el niño, y posteriormente como adolescente y adulto, se enfrenta al mundo, a las relaciones y a él mismo. Es en función de esto que se dice que el Apego Seguro es un factor protector para la salud mental. Por ejemplo; los estudios han mostrado que mientras que los niños con un Apego Seguro tienden a desarrollar una personalidad con confianza en sí mismos y a establecer relaciones de afecto positivas, aquellos con Apego Ansioso-ambivalente tienen mayor riesgo de desarrollar patologías ansiosas y relaciones dependientes, y los con Apego Evitativo pueden tener dificultades para establecer y mantener relaciones afectivas significativas.

¿Cómo puedo favorecer el Apego Seguro con mi bebé?

La principal forma para favorecer un Apego Seguro con tu bebé es poder tener una “Respuesta Sensible” ante sus requerimientos y necesidades. Esto significa poder atenderlo cuando lo requiere y de la manera en que lo requiere:

  • Se contingente: responde en el momento inmediato en que el bebé lo necesita lo más rápido que puedas.
  • Usa los mismos canales de comunicación que tu bebé: Si te busca con la mirada, míralo. Si te extiende los brazos tómalo. Si te balbucea, háblale, ponle nombre a su emoción (ej; “si… estas triste, yo sé”) y dile que tu estas para él. Recuerda que los bebés NO se acostumbran a los brazos, lo necesitan.
  • Responde apropiadamente: Si tu bebé tiene hambre dale de comer, si tu bebé esta aburrido juega con él, si está sucio, límpialo, si esta triste consuélalo, si está irritado, cálmalo. Evita usar la misma estrategia indiferenciadamente para todas las situaciones (ej; darle de comer si esta aburrido).
  • Valida su emoción: Si se encuentra triste o enojado empatiza con lo que le pasa, y por sobre todo evita reírte o burlarte de él ya que esto le envía un mensaje de ambivalencia y de poca importancia a tu bebé sobre lo que le pasa.
  • Reacciona proporcionadamente: Evita sobre-reaccionar a las cosas pequeñas y evita minimizar cosas que para tu bebé pueden ser importantes (ej; se le desarmo una torre, mamá fue al baño).
  • Reacciona no solo a los llantos: Sino también a las sonrisas, a cuando te muestra cosas que son interesantes para él, o cuando descubre algo que le parece entretenido.

Recuerda que mientras el bebé es más pequeño requiere de más ayuda para calmarse ya que las vivencias de temor, hambre, frio, sueño, y otras son nuevas para él y tiene menos habilidades para resolver sus problemas. La capacidad para “calmarse solo” o auto-regulación es un logro del niño que aparece alrededor de los 2 años de vida, no antes.

Trabajo y llego tarde a casa, ¿Cómo me vinculo con mi bebé?

Inevitablemente los horarios de trabajo (o en ocasiones la cantidad de trabajo en el hogar) nos permiten pasar todo el tiempo que uno quisiera con nuestros bebés. Recuerda que el desarrollo de un buen vínculo no solo depende de la cantidad de tiempo que se pasas con tu bebé, sino que con la calidad de este y tu respuesta ante sus necesidades. Aquí hay algunos tips que te pueden ayudar a aprovechar de mejor manera las instancias con tu bebé.

  • Al volver del trabajo dedica los primeros 10 minutos a saludar a tu bebé. Deja el cambio de ropa, la once, o cualquier otra cosa para después. Tu bebé necesita saber que aunque te vayas durante un tiempo siempre vuelves y lo acoges.
  • Cuando te vayas siempre despídete de tu bebé, aunque en un comienzo llore. Recuerda decirle que volverás. Evita ir y volver varias veces o irte a escondidas ya que eso le genera ambivalencia e inseguridad a tu bebé, sobre todo después de los 8 meses cuando los bebés ya no reaccionan igual ante cercanos y extraños.
  • Aprovecha la hora del baño y mudas para hacerle masajes y jugar con sus pies y manos, háblale.
  • Cuando le des pecho, mamadera o comida sitúate frente a él, míralo, acarícialo y sonríele mientras lo haces. Evita distractores como TV tanto para ti como para tu bebé
  • Aprovecha la rutina antes de dormir para cantarle una canción o contarle un cuento breve.
  • Intenta jugar al menos una vez al día con tu bebé. Sitúate al frente y recíbele las cosas que te entrega. Preocúpate más de pasar un momento agradable que de que aprenda o use “bien” el juguete.

Trinidad Farias Piñeiro

Terapeuta Ocupacional U. de Chile

Especialista en Integración Sensorial y Floortime

Dimplomada en Promoción del Apego Seguro PUC

firma trini ludere

Más allá de los libros: fomentando el desarrollo del lenguaje de los niños en la familia

Por Diana Leyva, Psicóloga, PhD, y Fundación Educacional Oportunidad

Así como en otros países de América Latina, en Chile los libros infantiles son de alto costo y por lo tanto, no muy accesibles para las familias de menores ingresos. Para muchas de ellas, las bibliotecas públicas se encuentran en general a grandes distancias, lo que dificulta el acceso a la literatura infantil.

Teniendo en cuenta esta situación, la psicóloga colombiana Diana Leyva realizó una investigación con familias participantes del proyecto “Un Buen Comienzo” de Fundación Educacional Oportunidad, con el fin de buscar formas alternativas de desarrollar el lenguaje y las habilidades de lectura emergente (nombre de las letras, escritura de ellas) sin la necesidad de estar en contacto directo con libros.

Fue así como Diana Leyva grabó conversaciones entre niños de prekínder y sus adultos significativos, y luego las analizó, encontrando interesantes resultados tales como que existe una forma de conversar con los niños que promueve habilidades de lenguaje y lectura emergente: el lenguaje descontextualizado.

¿Qué es el lenguaje descontextualizado?

Se trata de un nombre largo para algo que hacemos probablemente todos los días: hablar con nuestros hijos sobre eventos o situaciones que ya sucedieron o que van a suceder en el futuro. Esta forma de conversar hace que ellos movilicen más recursos en sus mentes para expresarse, y de esa forma tengan pensamientos y respuestas complejas que equivalen a la lectura de un cuento. Por ejemplo, podemos preguntarles qué quieren hacer para su cumpleaños, cómo decorarán el árbol para navidad o a qué jugaron cuando visitaron a sus primos.

Estos efectos son tan potentes, que incluso son independientes del nivel educativo de los padres y de las actividades educativas que se realicen en el hogar.

Hablar también sobre lo malo

Si bien utilizar el lenguaje descontextualizado al hablar con los niños siempre es positivo, estos resultados son mayores y más profundos cuando conversamos con los niños sobre recuerdos, sentimientos o experiencias negativas. A pesar de que son las conversaciones más difíciles de tener, la investigación demostró que son éstas las que más benefician a los niños en cuanto a sus habilidades de lenguaje y lectura emergente, además de ser una oportunidad para los niños de reflexionar y resolver situaciones adversas a través de la conversación. Así, hablar sobre cómo se sintieron cuando pelearon con su hermano o incluso sobre sus emociones ante la muerte de una mascota querida, puede sentar las bases de cómo enfrentan las dificultades a futuro y ayudarlos a hacerlo de manera crucial.