Recomendaciones: un rico pastel en el “Callejón de Mesías”

Si, ayer en vísperas de San Valentín y todas esas cosas, y claramente con hambre después de haber visitado el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile, estuvimos con Bastián dándonos una buena cantidad de vueltas por el barrio Lastarria, creo que uno de nuestros favoritos para ir a comer cosas ricas y simplemente caminar sin aburrirse de los edificios.

Después de haber dado por lo menos 3 vueltas a la manzana, yo con un antojo insaciable de pastel de chocolate y de un rico jugo, teníamos dos opciones: una que se me olvidó el nombre que queda en una esquina de Lastarria, gigante y se veía muy lindo desde afuera, y “El Callejón de Mesías”, una pequeña puerta, con un par de mesas afuera, pero muy curioso en su interior, que denota una preocupación especial de quién es el dueño, o dueña, por que sea un lugar tanto familiar como también agradable para cualquiera que quiera tomar un café o también tomar una cerveza.

A lo mejor, a los amantes de las cosas extravagantes quizás no les guste, pero la sencillez del lugar le daba un toque especial. Entré, y como andaba con antojo de pastel de chocolate, lo primero que pregunté fue si había y me dijo que tenía “Torta de Trufa de Chocolate” por lo que claramente me tenté.

Ayer claramente hacía un calor más o menos, y no era para estar dentro del local, por lo cual decidimos sentarnos en las mesas de la vereda. Corría una brisa agradable y no había mucho ruido de autos. Si hasta había un matrimonio en la Iglesia que está en esa misma cuadra. En el mismo momento llegó la garzona, muy amable por cierto, a ofrecernos la carta, la revisé y sus precios están aceptables. Cómo tenía en la mente el pastel de chocolate (que fue una tentación provocada por esos comerciales de Unimarc y de Jumbo en que muestra una exquisita torta de chocolate en forma de corazón) ya tenía parte de mi elección hecha. Sólo me faltaba el acompañamiento a dicha tentación: un jugo. Así que pedí el de maracujá. Simplemente una muy buena combinación.

Bastián, quién andaba un poco enfermo, pidió un sandwich de jamón serrano con un poco de queso crema y un té Arizona. Bastante buena elección.

No deben haberse demorado mucho, y llegaron nuestros antojos. Simplemente la Torta de Trufa de Chocolate era una delicia, era un dulzor justo y preciso, sin ser hostigoso, como tienden a ser las tortas de chocolate, y un tamaño que te deja queriendo pedir más, pero con un rico sabor en la boca. El jugo, otra exquisitez, era casi recién hecho y sin nada que reclamar (típico que pides un jugo en un restaurant o en un bar y está muy dulce o muy aguado). Un sabor ácido que ayudaba a contrarrestar el sabor dulce del pastel, haciéndolo una combinación de los dioses en tu paladar (ya, si sé que le puse color, pero estaba MUY rico).

Y por supuesto, no iba a dejar de quitarle un pedacito del sandwich a Bastián, quién amablemente me cortó un trocito, y nada que decir: EXQUISITO. Era un sabor salado, justo, con mucho adeheso (como es el jamón serrano), pero que no hostigaba, muy por el contrario te daban ganas de seguir comiendo. Lo único que puedo alegar es que era muy chico. Nada más.

En fin, ayer fue una linda culminación de nuestro paseo cultural por esos barrios, y totalmente se los recomiendo.

Si alguien ya ha ido a “Callejón de Mesías” deje su comentario.

Y otra cosa: si quieren saber más del café les recomiendo buscar por failbook facebook el lugar, porque al parecer la página está mala.

Espero que puedan ir y disfrutar lo mismo que disfruté yo.

Recomendaciones: Café Helado del Filippo

Hoy con Bastián fuimos a darnos una vuelta por Plaza Ñuñoa, y bueno también a ver otras cosas, pero lo importante fue el nuevo descubrimiento culinario que hemos hecho  uno de los tantos.

Hace tiempo que pasaba por frente de la Filippo… Gelato d’Autore y veía sus sabores y  me quedaba mirando como perro baboso, pero hoy se cumplió mi placer culpable.

Cuando llegamos vimos una amplia variedad de sabores y productos. Hay que aclarar que la variedad se da en el contexto de los tipos de sabores, porque claramente no tienen los tradicionales.  También venden muffins, café y todas esas cosas típicas de una heladería de las geniales. Pero, cuando llegamos, lo primero que se me ocurrió tomar fue un café helado, y Bastián me siguió.

Aquí algunas de las cosas que observé y que les puede servir de referencia:

IN:

– No te sirven en esas típicas  copas largas que al final traen re poco café helado y re poco helado. No. Te sirven el café en un granvaso.

– Puedes elegir el sabor del helado. Si, suena tonto, en casi todos los lugares puedes elegir, pero no queda como café helado. Yo elegí con chocolate chips y fue como tomar un the real café helado.

– Tiene mucha pero mucha CREMA. Y lo mejor de todo es que tiene muy buen sabor.Helado Philipo

– Arriba de la crema le echan salsa de chocolate. Ufff simplemente una exquisitez.

-El precio no asusta. $1590. Creo.

OUT

-El lugar era muy chico. Habían sólo 4 bancas en las terrazas y en la parte de adentro es imposible sentarse.

-No hay garzones que te atienden. Pero también es bueno, porque así no tienes que pagar propina.

-Algunos helados no los probaría ni en pelea de perros.

En fin, lo único que les puedo decir es que vayan a probar  y opinen.

Más información en http://www.filippo.cl/

Recomendaciones: Hoy té verde con Limón

Si, sé que en mi blog escribo de política y esas cosas, pero también puedo recomendar cosas ricas, o películas, o series.
Hoy la recomendación es TÉ VERDE CON LIMÓN. Chicos y chicas de la blogósfera, si quieren prepararse algo rico, tomen un poco de té verde en hoja, prepárenlo igual que el té común, y luego en un tazón lo echan y agua caliente, toman un limón lo cortan por la mitad y le echan un chorrito de limón (cantidad totalmente a gusto). Un poco de azúcar o miel y voilà!… Una rica bebida (caliente o fría), con un rico sabor.
Acompañar con galletitas o con sandwich de AVE PALTA MAYO (mi próxima recomendación culinaria).

Este es un post alternativooooo… jajaja.

Enjoy !